Bienvenidos a Ahora Perú. Unidos por la Hospitalidad

D. Av. Larco 730

Oficina 503, Miraflores, Lima

09:00 a.m. – 18:00 horas

Lunes a Viernes

El Calendario Solar en Arequipa es el más Grande del Mundo
13 septiembre, 2021

El Calendario Solar en Arequipa es el más Grande del Mundo

El Calendario Solar de Chankillo, en Áncash, ya es Patrimonio de la Humanidad, tiene unos 150 metros y la distancia al observatorio es 350 metros. Stonehenge en Inglaterra, llega a 200 metros. El de Cuzco tiene 12 kilómetros entre Huanacaure y Yunkaypata.

El Calendario Solar de Arequipa es un arco de ¡30 KILÓMETROS! desde el lateral derecho del grupo de volcanes Picchu Picchu, en la recta de la calle Santo Domingo, donde entra el rayo solar en el solsticio de verano, Diciembre 21, hasta una hendidura a la derecha del Apu Misti, donde aparece el Sol en solsticio de invierno en Junio 21, visto desde el observatorio de los sabios Pukina en la Plaza de Armas, en la esquina de Portal San Agustín con Puente Bolognesi.

El Observatorio astronómico se ubica a 33 kilómetros del punto de solsticio de verano y a 17 kilómetros de la hendidura del solsticio de invierno.

En el Calendario Solar de Arequipa se marcan los equinoccios de primavera y otoño en la esquina superior izquierda de Picchu Picchu, así como cada uno de los viejísimos rituales dedicados a la producción de alimento.

Las fiestas marcadas en el Calendario Solar

El Año Nuevo es en Agosto 1°.

En solsticio de invierno en Junio 21, pedimos seguir en la órbita del Padre Sol, retornando a la luz y el calor de la vida, lo que recién se manifiesta a finales de Julio, cuando cambia el clima, con la luna reflejando el Sol del verano nórdico, encendiendo los corazones.

Una semana después es la limpieza de los acueductos desde las cumbres, cantando y danzando, a la vez que el esfuerzo limpia los canales energéticos del cuerpo para el amar.

Luna Caliente, Koñi Killa, es todo Agosto. Es tiempo propicio para encontrar amor, renovar promesas de cariño, comprometernos y engendrar niños que nacen en la abundancia de la cosecha. Es la fiesta principal en Arequipa desde hace miles de años, lo que determinó la fundación española en Agosto 15, conforme a la información compilada por los sacerdotes aposentados en el pueblo de San Lázaro, cuyo nombre anterior es Ripacha, la tierra del Sol.

Respiras campiña, Sol y fuerza telúrica. La chicha repone energía. Gozas las peleas de toros que remecen la tierra, corneándose hasta que uno vuelve grupas y escapa del ataque.

La sabrosura en las picanterías, fondas y restaurantes halaga el paladar, la arquitectura en tufo volcánico atrapa la mirada. Gozamos la noche bebiendo diana y ponche bajo millones de estrellas, con la luna caliente reinando en el cielo.

La música hace brotar lágrimas añorantes de quien vuelve al terruño a cargar los riñones con el Sol esplendoroso, la fuerza de los volcanes y el verdor de la campiña venciendo al desierto.

La Catedral está sobre la waka del dragón de la fertilidad de la tierra. Los Claustros de la Compañía de Jesús lucen columnas talladas con los siete chakras y kundalini. En el centro de la Plaza de Armas, la fuente Tuturutu y su músico al tope ofrendan a la fertilidad de la tierra regando la piedra donde afloran las energías que corren bajo tierra.

La gente participa del Corso de la Amistad, el desfile de músicos y elencos de danza. Arequipa muestra lo mejor de sus artes y de las naciones hermanas de distintos continentes llegan artistas a ofrendar sus dones. Por las calles y en la majestuosa Plaza de Armas, se vive la alegría del amor. Bebiendo y bailando con los artistas que danzan y cantan, robas un beso, las vivanderas te atienden con sus manjares, el Padre Eterno bendice cada unión de auténtico amor.

Danzamos marinera arequipeña y pampeña de atrevida letra hasta el éxtasis de Agosto 15 en la Plaza Mayor. A la cabeza van Nuestra Señora de la Asunción y el Señor Misti, zapateando con la alegre comparsa de los ángeles que viven en los volcanes de Arequipa, trenzando brazos con las bellas Pachamamas de la Blanca Ciudad. Les siguen el pueblo y los invitados de todas las naciones de Madre Tierra.

En el Calendario Solar de Arequipa se marcan los ritos de la antiquísima Civilización del Alimento. Setiembre 23 y su floración primaveral inician la siembra de Octubre y Noviembre. Diciembre 8 ya es Carnaval, de las lluvias y el riego. En Diciembre 21, Solsticio de Verano, el Sol más potente del año alimenta de vida a plantas y animales. La lluvia bendice la fertilidad de la tierra hasta febrero. En Marzo y Abril es cosecha, que agradecemos a la Virgen de Chapi en Mayo, en la Constelación de la Cruz del Sur o Chakana. La primera semana de Junio, las cumbres reciben semen galáctico en forma de nieve, que da vida a los dragones de la fertilidad de la Tierra, que nacen el 21 de Junio con el solsticio invernal.

La razón del Calendario Solar de dimensiones apoteósicas

La primera y esencial manifestación del Amor es la alimentación de la madre a su hijo, dentro del vientre. Al nacer, le alimenta del pecho. Al crecer, le da a la boca. Siendo mayores, nuestra madre, mostrando su amor, nos alimenta. Respirar nos alimenta con la esencia femenina, el Amor, con la que el Padre Eterno Wirakocha sigue creando el Universo en expansión.

Los rayos del Sol que entran por las marcas del inmenso Calendario Solar confluyen en la Plaza de Armas durante todo el año. Señalan el Corazón de nuestra Madre Tierra en Arequipa, donde la fuerza predominante es el Amor. El Amar enciende el fuego sagrado para el despertar de la consciencia, diseño del Padre Eterno.

Siendo el corazón el primer órgano que se forma en todo ser viviente, del cual se forman los demás órganos, el Arquitecto Universal organizó que nuestros antepasados más remotos modelaran las montañas gigantescas con el Calendario Solar más grande de la Tierra, señalando el Corazón de Pachamama en Arequipa.

Es de esperar que con esta información actúen el gobernador de Arequipa, el alcalde provincial, los alcaldes distritales, los ministros de cultura, turismo, transportes y el Presidente de la República. La Cámara de Turismo de Arequipa está dispuesta a colaborar con los pueblos de nuestro Perú para levantar económicamente a nuestro país y llenar de orgullo el pecho de la Patria.

          Es momento de levantar la mirada.

Investigación, texto y fotografías, Walter Bustamante Cano
Presidente de Caretur Arequipa, la Cámara Regional de Turismo
Maestro en culinaria pre inka

Share: